Moción de Errenteria IrabaziZ pidiendo el cierre de los centros CIE


cies-800x445

 

Los CIE están encajados en la Ley Orgánica 4/2000 del 11 de enero sobre los derechos y las libertades de los extranjeros en el estado español y que vulnera gravemente el contenido de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Los CIE son definidos como instalaciones públicas de carácter no penitenciario donde se retiene, con el objeto de facilitar su expulsión a las personas extranjeras en situación irregular, privándolas de libertad durante un periodo máximo de 60 días.

Pero la realidad es muy diferente y los CIE no son más que cárceles donde se encierra, en su mayoría, a personas que tan sólo han cometido faltas administrativas como no tener permiso de residencia o de trabajo, previo paso a su expulsión del país. Su naturaleza expresa la arbitrariedad de un sistema incapaz, que los llena con decenas de miles de seres humanos detenidos en redadas cuya única guía es el perfil étnico. Decir que la política migratoria es un tema complejo vale para describir una certeza, pero también para ocultar una verdad.

Estos centros están gestionados por el Ministerio del Interior a través de la Dirección General de la Policía, por lo que, en el marco jurídico español, deben ser entendidos como “extensiones de un calabozo policial”.

Actualmente en el estado español existen siete CIE: Madrid (Aluche), Barcelona (Zona Franca), Murcia (Sangonera), Valencia (Zapadores), Algeciras (La Piñera), Tenerife (Hoya Fría) y Las Palmas de Gran Canaria (Barranco Seco).

Muchas organizaciones sociales, instituciones y organismos internacionales han denunciado su opacidad y las condiciones de vida de las personas internas: malos tratos, celdas de aislamiento y violaciones de sus derechos fundamentales. Se ha comprobado, entre otras situaciones graves, la presencia de mujeres víctimas de trata y de otras formas de violencia, que en muchas ocasiones son expulsadas sin haber sido informadas de su derecho a solicitar asilo.

Por ello el grupo municipal de Errenteria IrabaziZ proponemos al Pleno del Ayuntamiento de Errenteria:

  • El Ayuntamiento de Errenteria denuncia la vulneración grave de derechos humanos en estos centros de internamiento de extranjeros tales como:

  1. Torturas, violaciones y trata a internos dentro de los centros.

  2. Ausencia de sistemas de identificación de los policías.

  3. Zonas grises en el sistema de vídeo-control.

  4. Negativa a elaborar partes médicos de lesiones por parte del personal médico del centro.

  5. Imposibilidad de acceso directo del interno al juez o al fiscal para expresar quejas o denuncia.

  6. Un sistema de quejas y peticiones inexistente o inadecuado.

  7. Celdas de aislamiento que incumplen normas de uso.

  8. comunicación y registro y ausencia de los datos obligatorios en la ficha que permitirán al interno saber quién es su letrado o contactarle de forma independiente.

  • El Ayuntamiento de Errenteria insta al Gobierno al cierre absoluto de estos centros de internamiento de extranjeros por los siguientes motivos:

    1. Porque vulneran los derechos humanos contemplados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como el Convenio Europeo para la Protección de DD.HH. y de las libertades fundamentales ratificado por el Estado Español

    2. Porque no cumplen con el objetivo por el que se justificó su apertura que no era otro que controlar los flujos migratorios.

    3. Porque no cuentan con asistencia sanitaria permanente recogida en los art. 12 y 13 de la Orden 22 de febrero de 1999. Donde se establece que los internos tendrán acceso a atención médica así como traslado hospitalario en aquellos casos que sea indispensable.

Anuncios